El deseo de un buen día y la fe en Dios de un Paraíseño

Un día a la vez, sin prisa, vive nuestro personaje del día, compañero de trabajo y parte del paisaje urbano del cantón de Paraíso.
Hijo del señor José Francisco Solano y la señora Marta Elida Chinchilla, “Galucha” como lo llaman en Paraíso, es parte de una familia conformada por un hermano más y 5 mujeres.
Don Claudio Solano Chinchilla, un insigne desconocido, uno más en la vorágine urbana, nadie lo conoce, pero si conocemos a “Galucha” barba y cabellera largas, con tonalidades entre blanco y negro que reflejan sus 58 años de vida.
Don Claudio es parte esencial de la Municipal de Paraíso, desempeñando funciones en el departamento de Aseo de Vías, pero aún más importante es portador del buen ánimo que contagia a sus compañeros y también a cientos de paraíseños a los que les desea un buen día, sin esperar una respuesta igual de vuelta.
“Buenos días, que Dios me lo acompañe y la Virgencita me lo cuide”, es el saludo que emerge desde el fondo del corazón de Galucha para desear a cuanta persona se topa en su diario vivir un buen día.
Con un temor respetuoso a Dios, una mirada llena de ilusión y una sonrisa, cruza la calle para desear otro feliz día.